Palabras

Luces del norte

Éstas son las palabras
que no sobreviven al mundo. Y hablarlas
es desaparecer

en el mundo. Inalcanzable
luz
que preside la tierra, alimentandopatrones-otoño-frameed
el breve milagro

del ojo abierto…

y el día que habrá de extenderse
como un fuego de hojas
por entre el primer viento frío
de octubre

consumiendo al mundo

en la sencilla habla
del deseo.
Paul Auster (nacido en 1947)

“El deseo es una pregunta cuya respuesta no existe”.
Luis Cernuda (1902-1963)

Éstos son los dos textos con los que comenzamos nuestro diálogo sobre las palabras.

Aquí tenéis el resumen de la sesión.

Y para ahondar un poco más en el mundo de las palabras consultad la bibliografía.

Azucena Crespo Díaz

El amor

El amor… tema apasionante.
Traduce tres términos griegos:
Eros: deseo ardiente de estar unido a una persona determinada. Aspiración a un estado de sí mismo que no es accesible sino en el contacto con el otro.amor-de-pareja
Philía: relación de reciprocidad y estima mutua, amistad, amor en el seno de una familia o entre miembros de una comunidad.
Ágape: amor consagrado al otro, considerándolo como ser humano o prójimo, sentimiento que no espera reciprocidad por parte del otro.
Estos diversos sentidos del amor tienen algo en común: cierta unión con el otro y deseo de su bien. También deseo de conocerse y mejorarse a uno mismo.
Respecto al amor erótico que nos ocupa en esta ocasión ¿es ciego o tenemos siempre una razón para amar a quien amamos? ¿acompaña al amor habitualmente la locura o la cordura?
¿En qué se diferencia el amor y la pasión?
Continuar leyendo

Risa y sentido del humor

Muchos autores se han ocupado de este tema: Platón, Aristóteles, Hobbes, Kant, Schopenhauer, entre otros, aunque muchas veces lo hayan hecho con desdén.

Platón entendía la risa como un vicio que merma el poder de la mente sobre el cuerpo.

En tanto que mueca de fealdad bien podemos reconocer que en muchos casos deforma el rostro y desarticula la voz, como bien apreciara Aristóteles.

En la Edad Media la risa es considerada perjudicial y ajena a los evangelios, en los que no se menciona que Jesús haya reído.

Durante la Ilustración francesa la risa comienza su proceso de desestigmatización. Voltaire afirma que el hombre es el único animal que ríe, al que la alegría hace reír, no así los grandes placeres.

Para Spinoza la risa es un bien deseable y resulta benéfica para el cuerpo y el espíritu.

Kierkegaard en el siglo XIX mantiene que reímos ante el absurdo o ante incongruencias inofensivas. Para Nietzsche reírnos de todas las tragedias cotidianas de la vida o ante el absurdo de un mundo difícil e imperfecto viene a ser la expresión de su poder catárquico. Ya en el siglo XX Bergson entiende que sólo la falta de empatía o compasión nos permitiría reír. Para Freud tanto los sueños como los chistes distorsionan la realidad y vienen a chocar contra el sentido común.

¿Es la risa y el humor algo exclusivamente humano?laugh-98459_960_720

¿Tienen algún poder curativo? Parece que el estado anímico del enfermo influye en su recuperación.

¿Pueden resultar algo subversivo o socialmente peligroso?

¿Se aprenden?

Investiguemos juntos un tema tan serio como este…

Podéis encontrar nuestra reflexión aquí.

Y la bibliografía recomendada

Azucena Crespo Díaz

Acerca de la Novena sesión

La mentira

¿Es la mentira una acción o sólo un enunciado?

¿Se requiere cierta competencia o habilidad tanto para mentir como para decir la verdad?

Quien no puede mentir… ¿puede acaso reconocer alguna verdad y proferirla? ¿Puede un perro fingir un dolor que no siente? ¿ o es sólo que son demasiado sinceros?

¿Mentimos voluntariamente? ¿Puede alguien mentir involuntariamente? ¿Puede decirse la verdad voluntaria o involuntariamente?

¿Está mal visto socialmente mentir o todo lo contrario?

¿Es malo mentir? ¿Por qué decir lo que es falso sería algo malo? ¿Por qué decir la verdad sería mejor?

¿Puede mentirse con buena intención?

¿Puede decirse la verdad malintencionadamente?la-verdad-de-las-mentiras

¿Puede una verdad hacer mucho daño a alguien?

¿Cómo podemos saber si algo es una mentira?

¿Merece toda pregunta una contestación sincera?

¿Por qué decimos la verdad?

La última sesión de este curso nos despedimos con una interesante reflexión acerca de la mentira, el engaño, la verdad…

Tenéis a vuestra disposición el resumen de la sesión y la bibliografía.

Feliz verano

Azucena Crespo Díaz

Acerca de la Sexta sesión

La valentía

La valentía ha sido tema de reflexión a lo largo de la historia: Homero, los escritores romanos, Maquiavelo, los teóricos políticos del Renacimiento…

¿La valentía está sobrevalorada? En todas partes es admirada, pero como rasgo de carácter puede servir para realizar lo peor y más dañino.

La valentía, desde Platón se ha considerado una de las cuatro virtudes cardinales: la justicia, la sabiduría, la templanza y la valentía. Estas virtudes fueron también adoptadas por estoicos y epicúreos.

Los griegos y romanos se referían a la valentía como “virtus”, de modo que una de las virtudes se denominada ella misma virtud, atribuyendo el género común a una especie particular. ¿En qué sentido puede entenderse la valentía como condición de toda virtud? ¿Se relaciona con la decisión de afirmarnos en la práctica mediante nuestros actos (que incluyen también omisiones) por encima del temor? ¿Es que la justicia, la sabiduría y la templanza suponen la valentía como condición para que puedan efectivamente darse?

Santo Tomás destaca dos actos valerosos: atacar y resistir. Sostiene que resistir es más difícil porque se relaciona con algo más fuerte que acomete, e implica que el peligro o amenaza está ya sobre uno. Frente al ataque, que puede ser repentino, resistir requeriría mucho más tiempo.

La valentía no ha de confundirse con la confianza ciega en uno mismo (aunque se requiera de confianza en las propias capacidades), ni con la ignorancia del peligro o la impetuosidad, ni puede reducirse a una forma particular de pericia o conocimiento. Parece que la perseverancia acompaña al valiente, que ha de hallarse también libre de toda ansiedad paralizante.

¿Es necesaria la esperanza para ser valientes? ¿Puede el valiente enfrentar con tesón una derrota segura?

¿Es la valentía algo bueno? ¿Puede servir a lo malo?

¿Es necesaria la valentía? ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Qué situaciones o aspectos de la vida requieren valentía? ¿Vivir requiere valor? ¿en qué sentido?cobardia

¿Se necesita valor para pensar, para dejar las vacilaciones, vencer las mentiras, las falsas apariencias, la ilusión vana? ¿es necesario ser valiente para negarse a ceder al temor y mantener la lucidez pese a cuanto suceda?

¿Podemos no ser valientes?

Os animo a participar en el blog para seguir reflexionando en común sobre las cuestiones que aún quedaron abiertas tras nuestra sesión, o con nuevas inquietudes que os haya suscitado el tema.

Podéis consultar el resumen de esta sesión y la bibliografía.

Azucena Crespo Díaz

La cuestión por la filosofía

UniversumPocas son las disciplinas en las que la aclaración de su corpus o campo de estudio resulta tan problemática como en la filosofía. Se trata de algo que, sin llegar a ser ciencia permite aclarar algunas cuestiones sobre el fundamento científico, que se sumerge sin remilgos en el campo de los valores éticos y morales, que se mezcla con cuestiones políticas y sociales o que, por supuesto, invita a la reflexión sobre el propio ser humano. Es decir, la polivalencia de la filosofía queda de manifiesto en las innumerables precisiones que ha tenido a lo largo de su ya prolongada tradición. Continuar leyendo