Criterios en el arte

¿Es el arte un acto comunicativo? ¿Tiene un cuadro que comunicar, expresar algo?
¿Qué comunica, qué expresa un cuadro?
¿Es un mensaje comprensible, entendible? ¿Es una sensación, una emoción experimentable?
En la obra de arte ¿podemos hablar de una interpretación correcta?
En esta sesión preparamos una actividad a partir de algunas obras pictóricas para reflexionar sobre el tema de LOS CRITERIOS.
¿Por qué elegimos lo que elegimos?vassily_kandinsky_1923_-_composition_8_huile_sur_toile_140_cm_x_201_cm_musee_guggenheim_new_york
Cuando elegimos manifestamos implícitamente nuestras preferencias. Nos proponemos hacer explícito este proceso.
Se trata de reconocer las razones en las que se apoya una determinada elección y que justifican esa decisión. Los valores que subyacen a esas razones están actuando como criterios en nuestra elección.
A veces no resulta fácil rastrear las auténticas razones que nos mueven a tomar una determinada decisión, ni los valores que ellas expresan y que constituyen los criterios para escoger entre las diversas alternativas que se nos presentan.

Aquí tenéis el resumen de esta sesión tan creativa

Azucena Crespo Díaz

 

Palabras

Luces del norte

Éstas son las palabras
que no sobreviven al mundo. Y hablarlas
es desaparecer

en el mundo. Inalcanzable
luz
que preside la tierra, alimentandopatrones-otoño-frameed
el breve milagro

del ojo abierto…

y el día que habrá de extenderse
como un fuego de hojas
por entre el primer viento frío
de octubre

consumiendo al mundo

en la sencilla habla
del deseo.
Paul Auster (nacido en 1947)

“El deseo es una pregunta cuya respuesta no existe”.
Luis Cernuda (1902-1963)

Éstos son los dos textos con los que comenzamos nuestro diálogo sobre las palabras.

Aquí tenéis el resumen de la sesión.

Y para ahondar un poco más en el mundo de las palabras consultad la bibliografía.

Azucena Crespo Díaz

La muerte

¿Es la muerte un mal? Platón, en los orígenes de la cultura occidental, concibe la muerte como un bien, en el sentido en que nos libera de la prisión del cuerpo y sus ataduras. Filosofar es aprender a morir, como ejercitación previa que atiende únicamente a los aspectos racionales y no sensibles.
La tradición católica medieval, especialmente con Santo Tomás de Aquino, entiende que tras la muerte halla la persona justa el supremo bien: la visión beatífica de Dios. Durante la Semana Santa asistimos a la celebración de la resurrección, ¿podemos acaso celebrar la muerte?evelyn-de-morgan-angelo-de-la-muerte
¿Por qué nos da miedo la muerte?, ¿por qué temer lo desconocido? Epicuro nos invita con sus reflexiones a no temer a la muerte.
Nuestra concepción de la muerte ¿varía según el contexto geográfico o histórico que consideremos?
¿Qué nos arrebata la muerte?
¿Es injusto morirse?
¿Podemos acaso aceptar la propia muerte?, parece que mientras estamos vivos nos sentimos eternos.
¿Por qué nos cuesta tanto soltar, dejar marchar -a los demás o la propia vida-? ¿Es ese apego un acto de amor verdaderamente?
La concepción que tenemos de la muerte ¿determina en algo o condiciona nuestro modo de vivir?
¿Hay más de una muerte?
¿Conviene aprender a morir? ¿Es esto posible, enseñable? Para algunos filósofos la idea de prepararse para la muerte no tiene sentido, lo que habría es que aprender a vivir.

 El resumen de la sesión nos ayuda a reflexionar sobre estas cuestiones.

Y para aprender un poco más tenemos la bibliografía.

Azucena Crespo Díaz

Acerca de la Novena sesión

La mentira

¿Es la mentira una acción o sólo un enunciado?

¿Se requiere cierta competencia o habilidad tanto para mentir como para decir la verdad?

Quien no puede mentir… ¿puede acaso reconocer alguna verdad y proferirla? ¿Puede un perro fingir un dolor que no siente? ¿ o es sólo que son demasiado sinceros?

¿Mentimos voluntariamente? ¿Puede alguien mentir involuntariamente? ¿Puede decirse la verdad voluntaria o involuntariamente?

¿Está mal visto socialmente mentir o todo lo contrario?

¿Es malo mentir? ¿Por qué decir lo que es falso sería algo malo? ¿Por qué decir la verdad sería mejor?

¿Puede mentirse con buena intención?

¿Puede decirse la verdad malintencionadamente?la-verdad-de-las-mentiras

¿Puede una verdad hacer mucho daño a alguien?

¿Cómo podemos saber si algo es una mentira?

¿Merece toda pregunta una contestación sincera?

¿Por qué decimos la verdad?

La última sesión de este curso nos despedimos con una interesante reflexión acerca de la mentira, el engaño, la verdad…

Tenéis a vuestra disposición el resumen de la sesión y la bibliografía.

Feliz verano

Azucena Crespo Díaz

Acerca de la Séptima sesión

¿Tener o ser?

¿Somos lo que te tenemos?

Tengo propiedades… Tengo relaciones… Tengo hábitos… Tengo creencias, valores…

Tengo un cuerpo… Tengo pensamientos… Tengo conciencia… Tengo vida…

¿Hay otra manera de ser que no se identifique con el tener? ¿Ser es distinto de tener? ¿en qué sentido?

Nos acercamos al tema de la identidad…

¿Viene mi identidad determinada por mis posesiones materiales? ¿Reúne en el fondo una pluralidad que abarca los diversos papeles que represento socialmente? ¿Depende de factores históricos y culturales?

¿Cómo puedo decir que soy la misma al mirar una foto de cuando era pequeña? ¿Qué tengo ahora de esa niña que fui? ¿Qué hace que podamos identificarnos como una y la misma persona a pesar de los múltiples cambios que experimentamos?identidad

¿Podemos reconocer a una persona como siendo la misma y aún así considerar que es otra distinta por lo diferente que se nos presenta en su forma de pensar o actuar respecto de lo que en ella era esperable?

La cuestión de un ser humano particular, idéntico a sí mismo, remite no sólo a temas filosóficos de primer orden sino que está a la base de otros muchos temas relevantes en nuestra sociedad como son los derechos legales de propiedad, la capacidad de atribuir responsabilidad jurídica individual y la determinación como beneficiarios de un respeto incondicional.

Si queréis indagar un poco más en este apasionante tema, consultad el resumen de la sesión y la bibliografía.

¡Y animaos a participar en el blog con vuestros comentarios!

Azucena Crespo Díaz

 

Acerca de la Quinta sesión

La libertad

¿Qué podemos controlar y qué no?
¿Están nuestras acciones bajo nuestro control o están determinadas por fenómenos más allá de nuestro control?
¿Está nuestra vida interior bajo nuestro control?: ¿están nuestras opiniones y creencias bajo nuestro control? ¿Estamos libres de las convenciones sociales? ¿Somos esclavos de nuestros deseos y pasiones?freedom-307791_640
Por otro lado, ¿escapa realmente todo lo externo (sea físico, material o fruto de las acciones de otros) a nuestro control? (tener el cuerpo o la cara que tengo, haber nacido con alguna enfermedad, en una determinada posición social o padecer reclusión/aislamiento).
¿La libertad consiste en la espontaneidad de “poder hacer” lo que queramos o elijamos sin impedimentos por parte de otros? ¿Puede esta libertad, que exige la ausencia de coacción por parte otros, ser compatible con otros tipos de coacción y de opresión?
¿Es posible no obstaculizar nunca y en ningún sentido la vida de los demás?
¿Puede la sola presencia y la existencia del otro, que ocupa un espacio, constituirse en obstáculo e impedimento si lo que quiero es disponer a mi antojo de dicho espacio? ¿Reducir la libertad de algunos puede permitir asegurar la libertad de otros a ocupar su espacio? ¿Es ahí la libertad el valor supremo?barbed-wire-155797_640
¿Hay libertad en ausencia de todo límite?
La falta total de determinación ¿sería necesaria para la responsabilidad?
¿Tenemos verdaderamente otras opciones?
¿Somos dueños de nosotros mismos?
¿Cuántas decisiones libres has tomado hoy?

Algunas de estas preguntas y otras se plantearon en la pasada sesión sobre “la libertad”. El resumen del encuentro y la bibliografía están a vuestra disposición. Si os animáis a seguir dialogando sobre este apasionante tema podéis hacerlo a través del blog…

Azucena Crespo Díaz