¿Quién ha actuado moralmente bien?

La tercera sesión del Taller de Pensamiento Filosófico nos enfrentamos a un dilema moral. Conectando con el tema de la última sesión y las inquietudes que despertó, Lucía nos plantea un ejercicio práctico: Dilema moral del nadador.

Después de leer entre todos el texto, dejamos un rato para poder pensar y contestar individualmente y por escrito a las preguntas del ejercicio. Pasamos luego a la puesta en común y el diálogo.

De primeras todos los participantes tienen claro que el caso nº 1 estaría mal, la persona habría actuado moralmente mal al decidir no hacer nada y más aún con el pensamiento de que no hay testigos.

El caso nº 2 ya genera alguna discrepancia, en principio estaría actuando bien puesto que socorre a la persona, pero en realidad lo hace porque ve que es su pareja, si fuera un desconocido habría seguido de largo (entendemos que es el mismo sujeto que en el caso 1). Entonces hay quienes ven que actúa moralmente mal ya que le mueve un interés personal no una solidaridad sincera. Quienes opinan que actúa bien se centran solo en el hecho de que se lanza a salvar a quien se ahoga, lo importante para ellos sería el hecho de la acción de ayudar, sin tener en cuenta las motivaciones. Continuar leyendo

Cuestión inaugural

Resulta un duro cometido el de intentar definir de manera adecuada la filosofía pues, dentro de este concepto, se agrupan numerosas significaciones que, aunque válidas en su mayoría, pueden arrojar más problemas de los solucionados. Es decir, quizás la primera tarea de la propia filosofía se encuentre en concretar lo que supone su campo de estudio puesto que, al contrario de lo que acaece con las ciencias particulares, lo vasto del terreno que intenta desbrozar hace que se haga complejo el acotarlo. Pues en mi opinión, y en la de muchos pensadores, la filosofía aspira a la totalidad.

Continuar leyendo