Los dos mundos

La segunda sesión del Taller de Pensamiento Filosófico comenzamos leyendo un texto perteneciente aDemian” de Herman Hesse. En este texto el protagonista habla de una época de su infancia, con diez años, y cómo en ese momento ya distinguía dos mundos; el familiar, formado por los padres, conocido y cercano y por otro lado el mundo de los criados, de la calle, de las cosas prohibidas… Compartirá con su amigo Max Demian su inquietud acerca de estos “dos mundos” y éste le hablará de lo prohibido, de la experiencia, de cómo cada cual debe descubrir por si mismo lo que está mal…

Las preguntas que formulan los participantes son las siguientes:

  • ¿Es deseable para las personas que el límite entre lo permitido y lo prohibido esté más claro?
  • ¿Lo bueno y lo malo pertenecen a un único mundo o se puede vivir solo en una de esas dos mitades?
  • ¿Es mejor descubrir por uno mismo”el mal” o que sea alguien quien nos lo muestre?
  • ¿Por qué necesitamos explicarnos las cosas tan polarizadamente -si somos una unidad y tenemos todo dentro- por qué lo dividimos en etiquetas contrarias?
  • ¿Hay cosas malas y buenas en si mismas?
  • ¿La sociedad es maniquea? ¿Creemos en lo bueno y lo malo?
  • ¿Qué significa la frase del texto “solo el pensamiento vivido tiene valor”?
  • ¿Se debe educar la maldad?
  • ¿Es más lícito y recto buscar una moral personal o adaptarse a la moral convencional?
  • ¿La moral personal es diferente de la moral convencional? ¿En qué se diferencia?
  • ¿Hay cosas verdaderamente buenas o malas o todo depende? Si todo depende, de qué sería ¿de las circunstancias, del caso, de la persona?
  • ¿Es necesaria la experiencia para adquirir un criterio moral?
  • ¿Se puede ser un gran canalla y no hacer jamás algo prohibido?
  • ¿Se puede vivir al margen de la maldad, la desgracia…?
  • ¿Es nuestro propio aprendizaje o son las conductas sociales las que han de guiarnos moralmente?
  • ¿Uno puede actuar moralmente bien aun yendo en contra de los valores sociales?
  • ¿Cuál es el pensamiento no vivido?
  • ¿Hay un bien/mal subjetivo/objetivo?
  • ¿Existen unas leyes naturales como las leyes físicas que impongan principios morales?

Continuar leyendo

Anuncios

FELICIDAD y CONOCIMIENTO

La primera sesión del Taller de Pensamiento Filosófico, después de la presentación de los participantes, comenzamos leyendo un texto de Voltaire “Historia de un buen brahmán” extraído de El ingenuo y otros cuentos“. En el texto, un brahmán rico y sabio se lamenta de que en realidad por más que se le considere un sabio él no conoce nada y sigue preguntándose por el sentido de la vida, de dónde viene y a dónde irá. En contraposición hay un personaje que es una anciana india pobre y supuestamente necia, a la cual el brahmán envidia porque no se hace esas preguntas y es feliz con sus creencias religiosas y sus quehaceres diarios. El brahmán plantea la cuestión de si es mejor ser infeliz por hacer uso de la razón o ser feliz e imbécil. Después de la lectura los participantes formulan preguntas sobre aquello que les ha interesado más del texto. Algunas de las preguntas de esta sesión fueron las siguientes:

  • ¿Es incompatible tener sentido común con ser creyente o religioso?
  • ¿Cuál es la relación entre religión y filosofía?
  • ¿Se puede alcanzar la felicidad a través de las preguntas
  • ¿La reflexión y la búsqueda de conocimiento nos tiene que llevar necesariamente a la insatisfacción?
  • ¿La reflexión y la razón nos llevan necesariamente a la infelicidad?
  • ¿Se puede ser feliz a pesar de la incertidumbre de nuestra existencia?
  • ¿La razón y la felicidad son contradictorias?
  • ¿Qué sentido tiene la vida?
  • ¿Son contradictorios en brahmán y la beata o son lo mismo en cada extremo?
  • ¿Es realmente feliz una persona que no se hace preguntas?
  • ¿Existe la felicidad?
  • ¿En qué medida es la razón un obstáculo para las pasiones?
  • ¿Ser consciente de la ignorancia es el motor de la investigación?
  • ¿Entendemos todos lo mismo por felicidad?
  • ¿Qué es la felicidad?
  • ¿Resulta muy caro pensar de forma diferente al colectivo?
  • ¿Es un privilegio poder pararse a pensar? ¿Es una opción?
  • ¿De qué está hecha el alma? ¿Es igual el alma de los hombres y de las mujeres?
  • ¿Cuál es el motivo de la existencia?

Entre todas estas preguntas detectamos unos bloques temáticos que las englobarían:

  1. Sentido de la existencia-vida
  2. Relación conocimiento-felicidad/infelicidad
  3. Definición de la felicidad

Continuar leyendo

¡Volvemos con ganas de diálogo filosófico!

El Taller de Pensamiento Filosófico continúa su camino para el curso 2018/2019. El grupo va a reunirse uno o dos martes al mes en sesiones de 19 a 20.30 h., entre Octubre de 2018 y Abril de 2019. Contamos con una nueva coordinadora del taller, Lucía Sainz, Licenciada en Filosofía, Asesora filosófica, Profesora de Filosofía para Niños.

Se podrá realizar la inscripción en la Biblioteca Lope de Vega a partir del 1 de septiembre de 2018. El plazo de entrega de solicitudes durará hasta el 21 de septiembre de 2018, este día tendrá lugar el sorteo para la adjudicación de plazas a las 20.30 h. Podéis descargar el formulario en este enlace o acercaos a la Biblioteca para obtenerlo en papel.

En la web de la Red de Bibliotecas encontraréis toda la información sobre la inscripción y el funcionamiento del taller y en el Blog del Taller de Pensamiento Filosófico podéis consultar los resúmenes y temas de años anteriores.

Esperamos vuestra participación y os animamos a que nos acompañéis en esta enriquecedora experiencia.

Bla bla bla

La última sesión del Taller de Pensamiento Filosófico Azucena nos sorprende con un texto en el cual podemos leer la sílaba “bla” dispuesta a modo de “palabras” y conformando algo con “apariencia de texto”. Comienza así: “Blablablabla bla Blablabla, blabla bla Blablabla.” Y continúa, con signos de puntuación, párrafos, negritas e incluso números como los que indican notas a pie de página.

La primera pregunta que nos hacemos es “¿Es un texto?“. Algunos participantes opinan que sí y otros que no. Hay un código, un ritmo, esto defienden quienes piensan que sí lo es. Otros dicen que es un texto pero un texto ilegible o “bárbaro”. Azucena nos pregunta si sería lo mismo este texto que no podemos descifrar, que no nos dice nada en realidad, y un texto escrito en una lengua que no conocemos, que no entendemos. ¿Lo podemos leer? Leemos en alto una parte del texto. Sí, lo podemos leer, marcando pausas y entonando, pero no lo podemos interpretar.

Dentro de los elementos de la comunicación podemos reconocer la existencia de un emisor, que sería el propio autor de esta producción, los receptores seríamos en este caso nosotros; existe un canal, que es el papel y la tinta impresa. El grupo menciona que no podemos acceder a interpretar el mensaje pues desconocemos el código en el que está escrito. Nos preguntamos qué diferencia habría entre este escrito y algún otro que estuviera redactado en una lengua que no conocemos. Algún participante sostiene que en toda lengua hay un código que permite descifrar y entender el mensaje a aquellos que lo conocen, se menciona que en este caso no habría código alguno y por tanto nadie podría entender el mensaje. Se muestra desacuerdo en el grupo, algunos participantes reconocen cierto código que les resulta familiar, como signos de puntuación, párrafos, títulos, números de línea, mayúsculas, etc. Se menciona que quizá existe un código pero que nos es desconocido a nosotros. Una nueva intervención sostiene que aunque no haya ciertos aspectos del lenguaje escrito que nos resultan familiares puede que el código sea una invención personal, a modo de código secreto, que requiera ser descifrado, como claves que una vez descubiertas nos permitan acceder al mensaje. El código en ese caso no sería públicamente conocido sino que invita a ser desvelado. Se ponen ejemplos en el grupo de creación de lenguajes artificiales como el esperanto, que pretendieron difundirse. Respecto al contexto de esta presunta comunicación tampoco parece aclararnos el sentido de esta producción, salvo las que cabe atribuir a la intención del autor, se hacen hipótesis en este sentido por parte del grupo.    Continuar leyendo

¿Seres sociales o individualistas?

La undécima sesión del Taller de Pensamiento filosófico comenzamos leyendo un texto adaptado de Arthur Schopenhauer que habla de los hábitos de los puercoespines; nos cuenta que a estas amistosas y gregarias criaturas les gusta estar muy juntos, principalmente cuando hace frío, pero al juntarse enseguida se pinchan y tienen que separarse. Sin embargo su naturaleza sociable y el frío les hará unirse de nuevo y así se repite la historia cíclicamente. El texto va acompañado de unas preguntas para empezar a dialogar. Las preguntas son las siguientes:

  • ¿Crees que la leyenda sobre los puercoespines arroja alguna luz sobre las tendencias sociales de los seres humanos?
  • ¿Dirías que los seres humanos son criaturas sociales por naturaleza que han descubierto las dificultades que plantea vivir juntos y que, por tanto, se ven obligados a vivir separados; o dirías que los seres humanos son individualistas por naturaleza, pero que están obligados por necesidad a vivir juntos?
  • ¿Crees tú que los problemas sociales son provocados por los conflictos entre los instintos agresivos de las personas o que se deben a fallos en la organización de la sociedad?
  • ¿Tienes alguna explicación del malestar social, o crees que cada tipo específico de malestar tiene su explicación específica?

Continuar leyendo

¿Tienen derechos los animales?

La décima sesión del Taller de Pensamiento Filosófico Azucena nos propone directamente una pregunta:

¿Tienen derechos los animales?.

En seguida comenzamos el diálogo. Los participantes van lanzando sus opiniones al respecto. ¿Los animales tienen derechos por si mismos o es el ser humano el único que puede arrogarse la capacidad de tenerlos? Al plantearnos precisamente si los animales tienen derechos ¿no estaríamos comportándonos como dioses creyendo que podemos dar o quitar derechos? Si pensamos que tienen derechos ¿los tienen por naturaleza o porque nosotros se los otorgamos? Los animales tienen derechos naturales que son independientes de que sean reconocidos (o no) por los seres humanos. Derecho a la vida, a la libertad. La idea de derecho implica también la de deber/obligación; ¿se cumple esto en el reino animal? Algunos opinan que los animales no tienen conciencia por lo que no pueden ver consecuencias de acciones a largo plazo. Una participante sugiere que en vez de preguntarnos si tienen o no derechos podríamos hacer otra pregunta ¿Cómo debemos tratar a los animales? Su propia respuesta sería tratarlos bien, evitando que sufran innecesariamente. Continuar leyendo

Cuidados

La novena sesión del Taller de Pensamiento Filosófico comenzamos leyendo un par de fragmentos de un texto de Beatriz GimenoCuidado con el cuidado. En concreto leemos el octavo y décimo párrafo. En el turno de formular las preguntas que nos sugiere el texto, los participantes demuestran un gran interés en este tema, por ello nos extendemos ampliamente en las intervenciones.

Las preguntas que se lanzan son las siguientes:

  • ¿Preferimos una atención vinculada a la profesionalidad y no al afecto?
  • ¿Se fomentan las relaciones intergeneracionales en nuestra sociedad?
  • ¿Deberían ser los servicios sociales un derecho universal como lo son la salud y la sanidad?
  • ¿Ofrece la sociedad los servicios que necesitan los mayores ante la carencia que hay?
  • ¿Debería entenderse la eutanasia como el derecho del individuo a cuidarse a si mismo?
  • ¿El auto-cuidado que puede retrasar la dependencia, es una responsabilidad ética del individuo?
  • ¿Cómo quiero yo ser cuidado?
  • ¿Hasta qué punto es lícito culpabilizarse uno mismo cuando no puedes cuidar a los mayores como te gustaría?
  • ¿Qué contenido moral y qué contenido afectivo debe tener la relación del cuidado?
  • ¿Tiene el cuidador una relación de dominación con respecto a la persona dependiente?
  • ¿Se pueden combinar el aspecto social y el afectivo en el cuidado?
  • ¿Cuidamos para que nos cuiden?
  • ¿El cuidar de los mayores es una forma de supervivencia?
  • ¿Por qué se ha perdido el valor de los ancianos como personas sabias y con experiencia a las que se pedía consejo?
  • ¿Podría ser el cuidado una vocación altruista?
  • ¿Por qué las mujeres eligen más frecuentemente las profesiones relacionadas con los cuidados?

Continuar leyendo

Dilema moral

La octava sesión del Taller de Pensamiento filosófico nos enfrentamos a tres supuestos casos que nos harán poner en conflicto principios fundamentales y ante los que deberemos tomar una decisión. Azucena nos trae tres ejemplos de dilema moral, los casos en cuestión se extraen del libro “Justicia ¿hacemos lo que debemos?” de Michael J. Sandel (podéis encontrarlo en el fondo de la biblioteca).

El primer ejemplo nos sitúa en el lugar del conductor del tranvía, ante la obligación de decidir si continuar por la vía y arrollar a los cinco trabajadores o desviarse por la vía muerta y arrollar a uno los participantes mayoritariamente dicen que elegirían la segunda opción. En este caso estarían valorando el criterio de cantidad, es decir que ante la muerte inevitable sería lógico elegir que muriera el menor número de personas. Hay una minoría de participantes que no comparten este criterio, de hecho opinan que el valor de una persona es el mismo que el de cinco, y ante tal situación no podrían desviar el tranvía sino dejar que siguiera su curso. Surge el comentario de que en el caso de seguir por la vía quien mataría a los cinco trabajadores sería el tranvía mientras que si se desvía al apartadero quien mataría a esa persona sería el conductor. Dialogamos sobre la responsabilidad, sería más o menos responsable el conductor en un caso o en otro? Hablamos del destino y el determinismo. Continuar leyendo

Altruismo, egocentricidad y mística

La séptima sesión del Taller de Pensamiento filosófico comenzamos leyendo dos textos, el primero es una narración tradicional china y el segundo un fragmento de la obra “Egocentricidad y mística” del filósofo alemán Ernst Tugendhat. Las preguntas que formulan los participantes relacionadas con los textos son las siguientes:

  • ¿Hay relación entre ambos textos?
  • ¿Por qué eran felices en el paraíso?
  • ¿Qué significa “mística” aquí?
  • ¿Se puede ser “yo” sin los demás?
  • ¿Es aceptable tomar distancia de las 3 maneras que dice el texto?
  • ¿Es la egocentricidad lo que diferencia los seres que deliberan de los otros seres?
  • ¿Solamente los humanos deliberamos?
  • ¿Son los mismos fines para el grupo como para el individuo?
  • ¿Podemos los seres humanos tomar distancia de nosotros mismos?
  • ¿Respondemos las personas de distinta manera a la misma situación?
  • ¿Puedo excluir el “yo” a la hora de tomar decisiones?

Continuar leyendo

La Filosofía

Nos interesa en esta sesión analizar el vínculo entre la diosa griega Atenea y la propia Filosofía.
A partir de la obra Palas Atenea de Gustav Klimt aludimos a la genealogía de esta diosa olímpica, sus rasgos y cualidades, los objetos y animales a ella asociados . Destacamos algunas similitudes que presenta este cuadro con la imponente escultura de Fidias.
En la mitología griega Atenea no sólo es la diosa de la sabiduría, de las ciencias y la civilización sino también de la guerra, de la estrategia.
Nos preguntamos: ¿podemos entender la Filosofía como guerra, como una lucha o contienda? En este sentido…
¿Cuáles son sus armas? En el grupo se propone que la pregunta, el razonamiento, el esfuerzo racional y la reflexión, los conceptos, la escucha y la comprensión, el pensamiento crítico…
¿Y sus enemigos? Se menciona la ignorancia, el dogmatismo, el inmovilismo, los prejuicios, la manipulación, que nos esclavizan…
¿Cuenta con aliados? El grupo entiende que los textos filosóficos de la tradición y en general el pensamiento de otros nos ayuda a pensar mejor. Se trata de pensar por uno mismo, pero nos apoyamos en el pensamiento de los demás, sea como influencia inspiradora o para refutarlo y argumentar en su contra. También la curiosidad, el afán por saber, la apertura mental, así como una constante vigilancia y una atenta observación de la realidad.
¿Cuál es su objeto de atención? La filosofía aparece como un ejercicio de reflexión que puede versar sobre:

  • El mundo y lo que sabemos del mundo (como reflexión sobre los distintos saberes disponibles, su fundamento, sus límites, sus condiciones de verdad, etc.).
  • Nuestra propia vida, a nivel individual y social. En este sentido ninguna experiencia, anhelo o inquietud de lo humano es ajena a la Filosofía.
  • Nuestro pensamiento, la Filosofía como metacognición, como ejercicio de reflexión sobre el propio pensamiento.Lo que queremos, con especial relevancia de la ineludible pregunta ética ¿cómo queremos vivir?, en tanto que búsqueda de la coherencia entre pensamiento y acción.

Continuar leyendo