Decir la verdad

La décima sesión del Taller de Pensamiento leemos un fragmento de la obra “La ironía” del filósofo y musicólogo Vladimir Jankélévitch.

La preguntas que van formulando los participantes son las siguientes:

  • ¿Qué entendemos por verdad? ¿Qué entendemos por alma?
  • ¿Qué es oportuno y que no decir?¿Cuándo es oportuno o inoportuno decir algo?
  • ¿Estaría justificada la mentira piadosa en alguna situación?
  • ¿Existen muchas verdades?¿Podemos soportar la verdad?¿Se fabrica el hombre una verdad a su medida?¿Es necesaria la verdad?
  • ¿Hay que dosificar la verdad?¿Debe administrarse siempre con paternalismo?
  • ¿Hay que castigar la mentira piadosa?
  • ¿Es oportuna siempre la verdad o está justificado graduarla hasta degradarla?
  • ¿Quién y cómo define los límites de la transmisión del conocimiento a cada oyente?
  • ¿La verdad es algo objetivo o subjetivable?
  • ¿Hay un momento para cada verdad?
  • ¿Por qué enseñamos que no hay que mentir y sin embargo mentimos?
  • ¿Quién está legitimado para disponer si se dice o no la verdad?
  • ¿Por qué tenemos que decir siempre la verdad? ¿Cómo establecemos las leyes de la oportunidad?
  • ¿Por qué tenemos que defender la mentira?
  • ¿Es más necesaria la verdad o la mentira en una sociedad según su grado de libertad?
  • ¿Toda pregunta merece una respuesta sincera?
  • ¿Está justificado mentir en situaciones límite?
  • ¿Hasta dónde llega el derecho a conocer la verdad y quién tiene la capacidad de gestionarla?

Comenzamos intentando definir la mentira. ¿Qué es una mentira? Decir algo contrario a lo que yo conozco.

¿Con qué intención se dicen mentiras? ¿Tiene que haber una intención en la mentira, un porqué? Los participantes creen que sí, que hay una intención de dañar o de sacar provecho de una situación. Aunque hay quien opina que la mentira no siempre reporta beneficios al que la ejecuta. Pensamos que tal vez lo que diferencia la mentira del engaño va relacionado con esa intención, la mentira puede ser para protegerse el que miente mientras que el engaño iría a conseguir algo del otro, supondría mayor manipulación.

¿Qué diferencia hay entre mentira, engaño, error, ficción?

¿Está justificado mentir en algún caso? Responden que sí, para salvar la vida por ejemplo.

Todos mentimos pero eso no quiere decir que esté justificado.

Un participante comenta que hay que tener en cuenta el efecto o las consecuencias de la mentira, si produce un efecto negativo en alguno de los implicados entonces no estaría justificada.

Una verdad permanente sería inaguantable.

Hablamos de la mentira piadosa, el beneficio no sería para el que miente sino para aquel que recibe la mentira aunque indirectamente también el que miente se beneficia de algún modo.

El poder y las élites mienten de una manera deliberada. La quintaesencia de la mentira es manejar bien el lenguaje.

Tanto la mentira como la verdad tienen un punto importante para la transmisión que es el lenguaje.

Quienes “defienden” la mentira argumentan que hay que superar la dicotomía “mentira=malo/ verdad=bueno”.

Nos creemos que hay una verdad absoluta y que la tenemos nosotros.

¿Es malo ser sincero?

Un participante argumenta que en cualquier sistema social hay una sinergia que hace que todo funcione con cierta eficacia, y al no decir la verdad completa ese sistema fracasaría porque no se produciría esa sinergia. Otro participante opina justamente al contrario, que la mentira es un soporte para la paz social. Hay unos códigos morales de educación y respeto que soportan la mentira, mentir sería una buena base para la convivencia. Un defensor de la verdad interviene para exponer su postura a favor de la sinceridad, la transparencia, la confianza. Para él no estaría justificada ni la mentira piadosa y reconoce que esto puede dificultar la convivencia pero aún así cree en la verdad siempre.

Comentan la posibilidad de distinguir entre el ámbito privado y el ámbito público para la aplicación de la verdad.

Hablar de verdad y mentira va asociado a la libertad y la igualdad.

¿Para qué sirve la verdad?

Kant defendía que la verdad hay que decirla siempre. Es un deber moral ineludible.

La verdad es un imperativo categórico, la mentira no.

Una última intervención aboga también por la verdad, diciendo que dentro de la mentira piadosa se pisan principios y que el que miente (aunque sea supuestamente por el bien del otro) se pone a hacer de Dios y valora cuánto le va a doler al otro la verdad. Eso es un desequilibrio ya que estamos pensando por el otro.

Hay que responsabilizarse de lo que decidamos, ya sea la mentira o la verdad.

Recordamos en la sesión estos versos de Quevedo:

Pues amarga la verdad,
quiero echarla de la boca;
y si al alma su hiel toca,
esconderla es necedad.
Sépase, pues libertad
ha engendrado en mí pereza
la pobreza.

Seguro que a todos nos suena este proverbio de Antonio Machado:

¿Tu verdad? No, la Verdad,
y ven conmigo a buscarla.
La tuya, guárdatela. 

Os adjunto un artículo sobre el tema de la verdad en Antonio Machado.

Sobre la postura de Kant con este tema os recomiendo el siguiente libro.

Niezsche también reflexiona sobre la verdad aunque desde un punto de vista totalmente diferente al que nosotros hemos elegido para debatir. Aquí tenéis un resumen de su obra “Sobre verdad y mentira en sentido extramoral”.

Un participante nos recomienda la lectura de “Ejemplaridad pública” de Javier Gomá Lanzón.

Encontraréis más bibliografía sobre el tema en la entrada del blog que resume la sesión que hicimos sobre la mentira en el curso 2014-2015.

 

 

Anuncios

Justicia

La novena sesión del Taller de Pensamiento Filosófico leemos un texto de Matthew Lipman.

Los participantes formulan preguntas relacionadas con el texto:

  • ¿Realmente existe la justicia?
  • ¿Cómo debe ser un reparto para que sea justo?
  • ¿La justicia es el tratamiento igualitario? ¿Qué es el tratamiento igualitario?
  • ¿Es justo tratar de manera igual a todo el mundo?
  • ¿La justicia juzga personas o juzga acciones?
  • ¿Es justo tratar igual a los desiguales?
  • ¿Es cierto que todos somos iguales?
  • ¿El ser diferentes nos hace “no iguales”?
  • ¿Una injusticia puede corregir una situación injusta?
  • ¿Es preferible la injusticia al desorden?
  • ¿Es posible la justicia desde una desigualdad inicial de base?
  • ¿La historia y la evolución de la sociedad nos ayuda a conceptualizar lo justo y lo injusto?
  • ¿La justicia es equidad de lo que es medible?
  • ¿Las virtudes que conforman la justicia son siempre inmutables?
  • ¿Lo justo es dar a cada cual según su valía, según lo que se merece?
  • ¿De qué manera se puede conseguir la igualdad de oportunidades, corregir las grandes diferencias y respetar a la madre tierra?
  • ¿Tiene el ser humano capacidad suficiente para diferenciar el concepto de justicia de lo que es su sensación de “lo justo”?
  • ¿Existe un concepto puro, racional de la justicia?
  • ¿Se puede revender la redistribución justa?
  • ¿Qué otros parámetros podríamos incluir a parte de la redistribución de la riqueza’
  • ¿Es posible diferenciar dos tipos de justicia, la que tiene que ver con el ser humano y otra con lo que posee el ser humano?
  • ¿Hay un concepto de justicia innato?
  • ¿El capitalismo puede ser justo?

Continuar leyendo

¿Cuál es nuestra jerarquía de valores?

La octava sesión del Taller de Pensamiento Filosófico Lucía nos trae un ejercicio, de una  lista de “valores” tenemos que elegir los 10 que consideremos más importantes y después enumerarlos por orden de importancia. Después argumentaremos qué hemos tenido en cuenta al elegir y qué razones hemos seguido para ordenar por preferencia los valores escogidos.

Nada más comenzar Lucía comenta que los pragmatistas decían que todas las decisiones que tomamos son decisiones morales, entonces todos los valores que subyacen a esas decisiones son morales. En nuestra vida ¿Qué es lo que más valoramos para mejorarnos moralmente? Solemos identificar “moral” con “buenas acciones”.

Vamos diciendo los 3 valores que hemos elegido en las primeras posiciones. Continuar leyendo

¿Qué es un trabajo?

La séptima sesión del Taller de Pensamiento Filosófico realizamos una actividad en lugar de partir de un texto y formular preguntas. Lucía nos pide que en un papel escribamos una breve definición de trabajo, que expliquemos  “Qué es un trabajo” para cada uno.  Después pusimos en común las definiciones, éstas son algunas de las que se leyeron:

  • Actividad con objetivo determinado cuya finalidad es alcanzar o intentar alcanzar dicho objetivo.
  • Prisión mental de muchos, pasión de pocos.
  • Vehículo o mal necesario para la economía.
  • Es la cesión de nuestra fuerza física o capacidad intelectual a cambio de un salario. Incluye obligatoriedad.
  • Actividad humana consistente en la elaboración de una tarea a cambio de un reconocimiento que puede ser económico.
  • Esfuerzo realizado para conseguir un objetivo, puede estar remunerado o no.
  • Ha sido y es la finalidad de mi vida y para los míos, y con ello, la consolación de nuestros deseos.
  • Actividad física o intelectual que puede estar remunerada o no, con la que las personas obtenemos algún tipo de beneficio, por pequeño que sea, y en la que entregamos parte de nuestras aptitudes a un patrón o a un cliente.

A continuación leemos una serie de ocupaciones de un listado que nos da Lucía, y debemos indicar cuáles consideramos que son “un trabajo” y para las que no lo son indicar si creemos que son una vocación, negocio, carrera… Continuar leyendo

Enfoque de las capacidades

La sexta sesión del Taller de Pensamiento Filosófico leemos un fragmento del discurso que la filósofa estadounidense Martha Nussbaum pronunció en la entrega de los Premios Príncipes de Asturias en 2012.

Surgen las siguientes preguntas:

  • ¿Qué valoración se tiene hoy de la idea de persona?
  • ¿Un estado del bienestar se caracteriza solo por la distribución de las riquezas?
  • ¿Qué parámetros deben medir el crecimiento de un país?¿Es sostenible un crecimiento que no vaya apoyado en la igualdad?
  • ¿Refleja los valores de la sociedad aquello que la gente está luchando por conseguir?
  • ¿Cómo se parametriza o cuantifica el desarrollo de las capacidades?
  • ¿Cómo sería una disciplina normativa enfocada en las personas?
  • ¿La frase del texto “la gente lucha por una vida con sentido para ellos mismos” qué significa?
  • Ha habido países (Bután, Ecuador) que han creado un Ministerio de la felicidad ¿Sería interesante crear un Ministerio así?
  • ¿Es importante el crecimiento económico para el bienestar de las personas?
  • ¿Es la persona un elemento común de las disciplinas de economía y filosofía? ¿La economía piensa de verdad en las personas?
  • ¿Cuál es el mínimo imprescindible para considerar satisfactoria la economía personal de cada uno?
  • ¿Quiénes definen los objetos para una buena sociedad?¿Qué es una sociedad justa?¿Cómo se define?¿Cuál es el camino para llegar a eso?
  • ¿Cuáles serían los parámetros para llegar a “la medida correcta de desarrollo” en una sociedad?
  • ¿A la economía del S.XXI realmente le interesan las personas?
  • ¿Nos limita la economía a la reflexión filosófica?
  • ¿De qué forma intervienen los medios de comunicación en lo que los ciudadanos deseamos y entendemos como felicidad?
  • ¿Una sociedad justa debería asumir el modelo de una sociedad pequeña autogestionada?
  • ¿Cómo trataría una sociedad justa a los territorios despoblados?
  • ¿Una sociedad puede ser justa si tiene una pobreza muy bien distribuida?
  • ¿Qué aporta el sistema capitalista frente a una sociedad tribal?
  • ¿Qué es una sociedad justa?

Continuar leyendo

La verdad

La quinta sesión del Taller de Pensamiento Filosófico leemos unas frases relacionadas con “la verdad” y “lo verdadero”. Las preguntas que formulan los participantes son las siguientes:

  • ¿Llamar a algo “verdad” no es un intento de imponer algo como si fuera indiscutible?
  • ¿La verdad es demostrable? ¿Hay algo/alguien fuera de la verdad que pueda imparcialmente juzgar si esto es verdad o esto no lo es?
  • Fuera de la verdad científica existe la verdad?
  • ¿Hay que demostrar que algo es verdadero o por el contrario que no es falso?
  • ¿La verdad es un argumento para convencer al otro?
  • ¿Es justo para con uno mismo contar toda la verdad a los demás?
  • ¿Cambia la verdad a lo largo de nuestra vida?
  • ¿Puede ser dañina la verdad?
  • ¿Debemos aumentar la dosis de verdad para ir convergiendo en un ser auténtico?
  • ¿Por qué buscar la verdad? ¿Por qué decirla?
  • ¿Buscar la verdad supone desvelar, descubrir?
  • ¿Es siempre necesaria y mejor la verdad frente a la no verdad?
  • ¿Para qué sirve la verdad? ¿Está sobrevalorada?
  • ¿Tiene consecuencias la verdad? ¿La verdad para ser tal tiene que tener consecuencias?
  • ¿Cuál es la diferencia y la relación entre la verdad y la realidad?
  • ¿Cómo se puede reconocer la sinceridad?
  • ¿Qué es importante la verdad o la búsqueda de la verdad?

Continuar leyendo

¿Quién es el ser humano?

La cuarta sesión del Taller de Pensamiento Filosófico leemos un texto de la obra “El hombre. Antropología cristiana en los conflictos del presente” del teólogo alemán Jürgen Moltmann, en el que comienza preguntando “¿Quién es el hombre?” y se intenta describir a un tal Hans Schmidt, primero dando una serie de atributos y posiciones sociales, luego surge la pregunta de si él es lo que tiene o la apariencia que muestra o el nombre que se ha labrado, es decir quién es él, cómo podemos conocerlo de verdad, saber si lo que muestra es su irrepetible individualidad o la máscara tras la que se esconde… Continuar leyendo

¿Quién ha actuado moralmente bien?

La tercera sesión del Taller de Pensamiento Filosófico nos enfrentamos a un dilema moral. Conectando con el tema de la última sesión y las inquietudes que despertó, Lucía nos plantea un ejercicio práctico: Dilema moral del nadador.

Después de leer entre todos el texto, dejamos un rato para poder pensar y contestar individualmente y por escrito a las preguntas del ejercicio. Pasamos luego a la puesta en común y el diálogo.

De primeras todos los participantes tienen claro que el caso nº 1 estaría mal, la persona habría actuado moralmente mal al decidir no hacer nada y más aún con el pensamiento de que no hay testigos.

El caso nº 2 ya genera alguna discrepancia, en principio estaría actuando bien puesto que socorre a la persona, pero en realidad lo hace porque ve que es su pareja, si fuera un desconocido habría seguido de largo (entendemos que es el mismo sujeto que en el caso 1). Entonces hay quienes ven que actúa moralmente mal ya que le mueve un interés personal no una solidaridad sincera. Quienes opinan que actúa bien se centran solo en el hecho de que se lanza a salvar a quien se ahoga, lo importante para ellos sería el hecho de la acción de ayudar, sin tener en cuenta las motivaciones. Continuar leyendo

Los dos mundos

La segunda sesión del Taller de Pensamiento Filosófico comenzamos leyendo un texto perteneciente aDemian” de Herman Hesse. En este texto el protagonista habla de una época de su infancia, con diez años, y cómo en ese momento ya distinguía dos mundos; el familiar, formado por los padres, conocido y cercano y por otro lado el mundo de los criados, de la calle, de las cosas prohibidas… Compartirá con su amigo Max Demian su inquietud acerca de estos “dos mundos” y éste le hablará de lo prohibido, de la experiencia, de cómo cada cual debe descubrir por si mismo lo que está mal…

Las preguntas que formulan los participantes son las siguientes:

  • ¿Es deseable para las personas que el límite entre lo permitido y lo prohibido esté más claro?
  • ¿Lo bueno y lo malo pertenecen a un único mundo o se puede vivir solo en una de esas dos mitades?
  • ¿Es mejor descubrir por uno mismo”el mal” o que sea alguien quien nos lo muestre?
  • ¿Por qué necesitamos explicarnos las cosas tan polarizadamente -si somos una unidad y tenemos todo dentro- por qué lo dividimos en etiquetas contrarias?
  • ¿Hay cosas malas y buenas en si mismas?
  • ¿La sociedad es maniquea? ¿Creemos en lo bueno y lo malo?
  • ¿Qué significa la frase del texto “solo el pensamiento vivido tiene valor”?
  • ¿Se debe educar la maldad?
  • ¿Es más lícito y recto buscar una moral personal o adaptarse a la moral convencional?
  • ¿La moral personal es diferente de la moral convencional? ¿En qué se diferencia?
  • ¿Hay cosas verdaderamente buenas o malas o todo depende? Si todo depende, de qué sería ¿de las circunstancias, del caso, de la persona?
  • ¿Es necesaria la experiencia para adquirir un criterio moral?
  • ¿Se puede ser un gran canalla y no hacer jamás algo prohibido?
  • ¿Se puede vivir al margen de la maldad, la desgracia…?
  • ¿Es nuestro propio aprendizaje o son las conductas sociales las que han de guiarnos moralmente?
  • ¿Uno puede actuar moralmente bien aun yendo en contra de los valores sociales?
  • ¿Cuál es el pensamiento no vivido?
  • ¿Hay un bien/mal subjetivo/objetivo?
  • ¿Existen unas leyes naturales como las leyes físicas que impongan principios morales?

Continuar leyendo

FELICIDAD y CONOCIMIENTO

La primera sesión del Taller de Pensamiento Filosófico, después de la presentación de los participantes, comenzamos leyendo un texto de Voltaire “Historia de un buen brahmán” extraído de El ingenuo y otros cuentos“. En el texto, un brahmán rico y sabio se lamenta de que en realidad por más que se le considere un sabio él no conoce nada y sigue preguntándose por el sentido de la vida, de dónde viene y a dónde irá. En contraposición hay un personaje que es una anciana india pobre y supuestamente necia, a la cual el brahmán envidia porque no se hace esas preguntas y es feliz con sus creencias religiosas y sus quehaceres diarios. El brahmán plantea la cuestión de si es mejor ser infeliz por hacer uso de la razón o ser feliz e imbécil. Después de la lectura los participantes formulan preguntas sobre aquello que les ha interesado más del texto. Algunas de las preguntas de esta sesión fueron las siguientes:

  • ¿Es incompatible tener sentido común con ser creyente o religioso?
  • ¿Cuál es la relación entre religión y filosofía?
  • ¿Se puede alcanzar la felicidad a través de las preguntas
  • ¿La reflexión y la búsqueda de conocimiento nos tiene que llevar necesariamente a la insatisfacción?
  • ¿La reflexión y la razón nos llevan necesariamente a la infelicidad?
  • ¿Se puede ser feliz a pesar de la incertidumbre de nuestra existencia?
  • ¿La razón y la felicidad son contradictorias?
  • ¿Qué sentido tiene la vida?
  • ¿Son contradictorios en brahmán y la beata o son lo mismo en cada extremo?
  • ¿Es realmente feliz una persona que no se hace preguntas?
  • ¿Existe la felicidad?
  • ¿En qué medida es la razón un obstáculo para las pasiones?
  • ¿Ser consciente de la ignorancia es el motor de la investigación?
  • ¿Entendemos todos lo mismo por felicidad?
  • ¿Qué es la felicidad?
  • ¿Resulta muy caro pensar de forma diferente al colectivo?
  • ¿Es un privilegio poder pararse a pensar? ¿Es una opción?
  • ¿De qué está hecha el alma? ¿Es igual el alma de los hombres y de las mujeres?
  • ¿Cuál es el motivo de la existencia?

Entre todas estas preguntas detectamos unos bloques temáticos que las englobarían:

  1. Sentido de la existencia-vida
  2. Relación conocimiento-felicidad/infelicidad
  3. Definición de la felicidad

Continuar leyendo