Desenlaces Primera sesión

Lejos de alcanzar conclusiones definitivas, la primera sesión del Taller de Pensamiento Filosófico ha ofrecido una variedad de puntos de vista fundamentados en la reflexión y en el intercambio de ideas nacidas del diálogo que fueron conduciendo de un lugar a otro sin sacar la plática del tema propuesto. En otras palabras, cumpliendo con uno de los principales rasgos de la filosofía, más que alcanzar resultados definitivos cada una de las cuestiones abordadas condujo a otra pregunta que, de manera indefectible, volvió a arrojar dudas que permitieron continuar con la discusión. Con todo, el diálogo reflexivo ofreció varios puntos interesantes sobre los que detenerse para hacer una valoración que permite seguir avanzando hacia las temáticas planteadas en el programa del Taller.

Uno de los aspectos destacados del diálogo mantenido es que, la filosofía como disciplina, supone una invitación a la cavilación intelectual que intenta bucear en la esencia de las realidades. Entendiendo, por supuesto, esencia en un sentido mundano relacionado con un contacto más pausado con el entorno cuya investigación se apoya en la inquietud y curiosidad idiosincrásica del ser humano. Por añadidura, una actividad intelectiva de estas características permite una pequeña pausa en el dinámico mundo contemporáneo que, de manera habitual, ofrece escasos respiros para encaminar de manera adecuada la vida práctica que incumbe a todo ser humano en su día a día.

En otro sentido, el coloquio también permitió extraer conclusiones referidas al sustrato que hace de la filosofía pieza clave de la totalidad de especialidades científicas o artísticas que despliegan los individuos. Es decir, la meditación intelectiva previa se convierte en obligado paso para la configuración de las distintas facetas reflexivas que ha ido desarrollando el ser humano a lo largo de su existencia. Por supuesto, esta base filosófica que se encuentra en la actividad humana resulta imposible sin un adecuado diálogo que conduzca a conclusiones generales que sean aceptadas para la constitución de la diversidad de reglas de juego que sirven al hombre para conformar su mundo. Por lo tanto, la discusión apoyada en la cognición se convierte, siguiendo las conclusiones alcanzadas, en una vía de encuentro entre iguales que articula el entorno hasta hacerlo comprensible y útil.

También se tocó el ámbito filosófico desde una perspectiva más ligera que relaciona este terreno con el ocio y el disfrute al que puede conducir el trabajo intelectivo. O lo que es lo mismo, la filosofía también puede entenderse como una válvula de escape que incluya elementos orgánicos junto a los racionales; una filosofía que aúne la sentimentalidad, la creatividad estética y el intelecto en un afán por reunir todas las facetas que pueden encontrarse en el ser humano, permitiéndole de esta manera una actividad integral de la que se derivan enormes satisfacciones.

En definitiva, aunque la falta de soluciones definitivas es lo propia de un trabajo filosófico, puede afirmarse que una de las conclusiones fundamentales que puede ser universalmente aceptada se acerca a la definición de la filosofía como disciplina eminentemente antropológica. En otras palabras, la filosofía es una actividad eminentemente humana que ayuda a la definición de los principales rasgos del hombre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s