Bla bla bla

La última sesión del Taller de Pensamiento Filosófico Azucena nos sorprende con un texto en el cual podemos leer la sílaba “bla” dispuesta a modo de “palabras” y conformando algo con “apariencia de texto”. Comienza así: “Blablablabla bla Blablabla, blabla bla Blablabla.” Y continúa, con signos de puntuación, párrafos, negritas e incluso números como los que indican notas a pie de página.

La primera pregunta que nos hacemos es “¿Es un texto?“. Algunos participantes opinan que sí y otros que no. Hay un código, un ritmo, esto defienden quienes piensan que sí lo es. Otros dicen que es un texto pero un texto ilegible o “bárbaro”. Azucena nos pregunta si sería lo mismo este texto que no podemos descifrar, que no nos dice nada en realidad, y un texto escrito en una lengua que no conocemos, que no entendemos. ¿Lo podemos leer? Leemos en alto una parte del texto. Sí, lo podemos leer, marcando pausas y entonando, pero no lo podemos interpretar.

Dentro de los elementos de la comunicación podemos reconocer la existencia de un emisor, que sería el propio autor de esta producción, los receptores seríamos en este caso nosotros; existe un canal, que es el papel y la tinta impresa. El grupo menciona que no podemos acceder a interpretar el mensaje pues desconocemos el código en el que está escrito. Nos preguntamos qué diferencia habría entre este escrito y algún otro que estuviera redactado en una lengua que no conocemos. Algún participante sostiene que en toda lengua hay un código que permite descifrar y entender el mensaje a aquellos que lo conocen, se menciona que en este caso no habría código alguno y por tanto nadie podría entender el mensaje. Se muestra desacuerdo en el grupo, algunos participantes reconocen cierto código que les resulta familiar, como signos de puntuación, párrafos, títulos, números de línea, mayúsculas, etc. Se menciona que quizá existe un código pero que nos es desconocido a nosotros. Una nueva intervención sostiene que aunque no haya ciertos aspectos del lenguaje escrito que nos resultan familiares puede que el código sea una invención personal, a modo de código secreto, que requiera ser descifrado, como claves que una vez descubiertas nos permitan acceder al mensaje. El código en ese caso no sería públicamente conocido sino que invita a ser desvelado. Se ponen ejemplos en el grupo de creación de lenguajes artificiales como el esperanto, que pretendieron difundirse. Respecto al contexto de esta presunta comunicación tampoco parece aclararnos el sentido de esta producción, salvo las que cabe atribuir a la intención del autor, se hacen hipótesis en este sentido por parte del grupo.    Continuar leyendo

Anuncios

¿Qué vemos? Ampliando la perspectiva…

La segunda sesión del Taller de Pensamiento filosófico se centró en el análisis de unas imágenes.

Estuvimos viendo y descifrando un cuadro desde distintas perspectivas. Comenzamos por un detalle del mismo, detalle que se fue ampliando aportando más información cada vez y haciendo cambiar la percepción de los participantes acerca de lo que les sugería la imagen anterior. Así se fue abriendo la escala hasta que pudimos ver el cuadro completo y fue una sorpresa comprobar cómo entre todos habíamos coincidido en la visión de algunos elementos y en otros andábamos más alejados respecto a lo que la pintura mostraba. Según se iba ampliando el foco y cambiando el punto de vista, nuestras interpretaciones se iban acoplando a la nueva imagen, el ojo se adaptaba a esa nueva visión y entendía en conjunto los nuevos elementos incorporados. Este ejercicio de habilidades de pensamiento nos permitió preguntarnos algunas cuestiones relacionadas con la valoración del arte, la capacidad de sugerir del mismo, la recepción de la obra artística, el goce estético

Continuar leyendo

Criterios en el arte

¿Es el arte un acto comunicativo? ¿Tiene un cuadro que comunicar, expresar algo?
¿Qué comunica, qué expresa un cuadro?
¿Es un mensaje comprensible, entendible? ¿Es una sensación, una emoción experimentable?
En la obra de arte ¿podemos hablar de una interpretación correcta?
En esta sesión preparamos una actividad a partir de algunas obras pictóricas para reflexionar sobre el tema de LOS CRITERIOS.
¿Por qué elegimos lo que elegimos?vassily_kandinsky_1923_-_composition_8_huile_sur_toile_140_cm_x_201_cm_musee_guggenheim_new_york
Cuando elegimos manifestamos implícitamente nuestras preferencias. Nos proponemos hacer explícito este proceso.
Se trata de reconocer las razones en las que se apoya una determinada elección y que justifican esa decisión. Los valores que subyacen a esas razones están actuando como criterios en nuestra elección.
A veces no resulta fácil rastrear las auténticas razones que nos mueven a tomar una determinada decisión, ni los valores que ellas expresan y que constituyen los criterios para escoger entre las diversas alternativas que se nos presentan.

Aquí tenéis el resumen de esta sesión tan creativa

Azucena Crespo Díaz

 

El lenguaje, ese desconocido…

En la pasada sesión tratamos un tema, el lenguaje, que puede resultar apasionante y que suscitó curiosidad e interés precisamente porque pocas veces nos paramos a pensar en ello. Nos comunicamos constantemente pero no solemos analizar ese instrumento que es tan valioso para la vida. Las palabras pueden ser algo inerte y vacío o pueden crear y modelar los mayores sueños, motivar los principales cambios o enriquecer las mejores conversaciones. Por eso, al igual que pensamos, que dialogamos, que nos preguntamos por temas universales como el amor, la muerte, la justicia, es importante y necesario dedicar un tiempo a la búsqueda de interrogantes acerca del lenguaje y de la palabra como elemento que construye sentidos, que conecta hilos invisibles, que posibilita y que incluso destruye…letras-en-la-acera

El lenguaje humano ha sido estudiado desde diversas disciplinas: neurología, filosofía, lingüística, psicología…

La filología bucea en el mundo de las palabras: etimología, morfología, semántica… Y es el hábitat de donde pueden surgir la creación literaria, el juego, la fantasía…

Quizá los niños tienen más claro el valor de las palabras pero según vamos creciendo parece que nos alejamos de ese origen en el que preguntábamos constantemente “¿y esto qué es?”, “¿y eso cómo se llama?”, “¿qué significa…?”.

Continuar leyendo