Una tendencia antropológica

OLYMPUS DIGITAL CAMERALa curiosidad que despierta el conocimiento, más allá de la mera supervivencia a nivel biológico, supone un rasgo distintivo del ser humano pues no existe ningún otro ser vivo que se incline hacia la sabiduría solo por el simple hecho de saber. Queda asimismo claro que el conocimiento es patrimonio antropoide y que solo este ser está dotado de las capacidades para alcanzarlo o, al menos, conseguir una apariencia de comprensión de aquellos fenómenos investigados. Digo apariencia porque, en mi opinión, lo que se logra no es una descripción de lo natural o fenoménico sino una esquematización que se adapta a nuestras capacidades y que ofrece una lectura accesible para la inteligencia. O lo que es lo mismo, no se comprende el entorno sino que se adapta a nuestras posibilidades y, por supuesto, esta simplificación que ofrece la ciencia va mudando a lo largo de la historia.

Continuar leyendo